Etiquetes Entrades etiquetades amb "FAGC"

FAGC

990

Este mes de octubre el Casal Lambda -antiguamente Instituto Lambda- cumple 40 años. Tres presidentes de la entidad, Armand de Fluvià, Jordi Samsó y Emilio Ruiz nos cuentan cómo vivieron la experiencia.

1058

“Defendemos las víctimas de la LGTBIfobia” es el título del acto central que el Observatorio contra la homofobia celebró el 17 de mayo, Día contra la LGTBIfobia.

El acto celebrado en el Pati Manning de Barcelona contó con las siguientes ponencias:

12:00 Presentación con Eugeni Rodríguez (Observatori) y Emilio Ruíz (presidente del Casal Lambda)

2:27 El estado de la LGTBIfobia en Catalunya 2015, a cargo de Elena Longares

6:55 Tabla 1: “Políticas LGTBI” con Antonio García de la Diputación de Barcelona, ​​Fran Sánchez (concejal de políticas LGTBI del Ayuntamiento de Ripollet), Laura Pérez (concejala de LGTBI del Ayuntamiento de Barcelona) y moderado por Joaquim Roqueta (LGTBIcat)

16:01 Presentación del corto contra el Bullying “Todo bien” y del clip “Las palabras también hieren“.

18:02 Mesa 2: “La atención a las víctimas de la LGTBIfòbia” a cargo de Carlos Emilio (Observatorio contra la LGTBIfobia de Madrid), Mireia Mata (Directora General de Igualdad de la Generalitat de Cat), Jaume Saura (Adjunto Genral del Sindic de Greuges) y moderado por Eugeni Rodríguez (OCH)

1057

Resumen de la entrega de los premios 17M que el Observatorio contra la Homofobia entrega cada año. Los galardonados son las concejalías de Barcelona y Ripollet por sus políticas LGTB, Joan Pujol por su labor de investigación en materia del colectivo LGTB, la entidad Comité 1º de Diciembre para la lucha contra el VIH-SIDA y a Gerardo Ariza por la lucha en la calle por el caso Juan Andrés Benítez. Al final del acto se hizo un homenaje a Kevin (Plutón) activista destacado LGTB y de la PAH que nos dejó hace unos días.

2317

La valoración de las jornadas estatales LGTBI fue entusiasta, pero cuáles fueron los contenidos? Como se han tejido las estrategias de actuación? Se han marcado líneas comunes y prioridades políticas? Los derechos sexuales y reproductivos se han incorporado al debate del movimiento con fuerza.

Por otro lado el debate sobre qué leyes necesita el colectivo para avanzar en el reconocimiento de derechos ha estado, una vez más, presente en los debates.

Tanto el avance legislativo en los derechos del colectivo como la centralidad de los derechos sexuales y reproductivos fueron los ámbitos que se consideraron importantes y estratégicos en la acción política para los próximos años

2618

Desde 1995 se llevan a cabo los Encuentros estatales LGTBI de forma anual. Este es un espacio del movimiento para compartir y reflexionar. Este año en Sitges se llevarán a cabo los 27ª encuentros estatales LGTBI, con varios años de historia detrás

Este espacio de puesta en común lo organizan el ámbito LGTBI de CCOO y el FAGC que nos explican los objetivos y reivindicaciones de los encuentros.

Hoy por hoy las expectativas de participación están cubiertas y las entidades organizadoras, dado que a estas alturas ya se han cubierto las plazas previstas, aunque todavía están abiertas las inscripciones. En cuanto a las expectativas políticas y de contenidos se prevén grandes consensos y un trabajo estratégico importante.

Sitges, será este noviembre escenario de estos encuentros que quieren poner las reivindicaciones LGTBI en la actualidad política y lo hará desde el debate de la estrategia común del movimiento y con claras demandas sobre la mesa.

2074

El 28 de junio de 1977 se llevaba a cabo la primera manifestación del orgullo. Era una nueva, pequeña pero importante organización que lo impulsaba: El Frente de Liberación Gay de Catalunya, una organización nacida en 1975.

Han pasado ya 40 años desde entonces y el FAGC sigue siendo una entidad de referencia que ha vivido, y liderado, la lucha del movimiento LGTB. El FAGC ha pasado de reclamar la derogación de la Ley de Peligrosidad Social a celebrar la ley para garantizar los derechos del colectivo LGTB y contra la LGTBfobia.

Así en su cumpleaños, el FAGC ha querido celebrar todo lo conseguido y recordar la lucha, toda la red construida y que aún queda mucho por hacer, y lo hizo el pasado 23 de octubre en una jornada en el marco del Palau Robert.

Los avances legislativos han sido reclamados por el movimiento. Las denuncias de la LGTBIfobia han encontrado en el FAGC el liderazgo necesario, basta recordar lemas que han hecho historia: “Ama como quieras” “Rompamos la norma” o “Tu miedo es su fuerza”. La historia de la lucha y la reivindicación es larga.

Armand de Fluvià, que estuvo presente en el acto, o Jordi Petit son militantes históricos que visibilizaron desde el FAGC la necesidad de acabar con las discriminaciones que incluso sufrieron en propia piel, algunas hoy poco imaginables.

La historia pasa también, porque los armarios también se pudieran abrir más allá de Barcelona y se crearon grupos locales como el FAGC-Girona.

El reconocimiento institucional se hizo por parte del Ayuntamiento de Barcelona y el de Ripollet, que previamente habían hecho recepciones oficiales, y en la Generalitat de Catalunya.

Una mesa redonda analizó también los retos de futuro, con diferentes representantes del movimiento LGTBI, aunque al inicio ya el FAGC apuntaba cuáles son los logros pendientes, por los cuales no quieren ni pueden esperar 40 años más.

4569

En 1975 nacía el FAGC, Frente de liberación Gay de Catalunya, un grupo de activistas gais que juntaron los esfuerzos de los diferentes grupos y experiencias previas de lucha durante el franquismo (sobre todo del Movimiento Español de Liberación Homosexual), para poner en marcha un proyecto visibilizador, reivindicativo y por los derechos del colectivo.

Ahora, 40 años después, el FAGC sigue siendo un referente imprescindible en la lucha por los derechos del colectivo LGTB. Cierto es que hemos avanzado mucho: hemos pasado de ser personas perseguidas por la Ley de Vagos y Maleantes a tener una ley de los derechos LGTB y contra la LGTBfobia. Hemos pasado del armario, la persiana y la invisibilidad en una lucha por la visibilidad y los derechos.

Fue el FAGC quien organizó, en 1977, la primera manifestación del Orgullo y quien puso en marcha campañas históricas que todavía son validas: “Ama como quieras” “Tu miedo es su fuerza”, lemas históricos que han marcado el Movimento.

Por muchos años, sin desfallecer!

ENTREVISTA AL FAGC (2012)

1658

Gandia ha acogido este fin de semana los 26 Encuentros Estatales LGTB y es la segunda vez que lo hace. Una ciudad que cuenta, de hace años, con dos entidades LGTB consolidadas como son el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuals y Bisexuales de la Safor-Valldigna (CLGS) -que ya organizó los Encuentros de 2008- y Independence Gay -que ha coorganizado los de este año con el ámbito LGTB de Comisiones Obreras del País Valenciano. Ha sido un espacio de debate y reflexión sobre la situación del movimiento LGTB y sus reivindicaciones pendientes. Los Encuentros establecen cuáles serán las prioridades de las entidades en el próximo año y por lo tanto cuáles serán sus principales líneas de trabajo. A los que no estén “puestos” en la materia les puede sorprender que todavía queden “reivindicaciones pendientes” al movimiento LGTB. En Gandia se han producido unos hechos que responden al porqué se tiene que seguir haciendo activismo LGTB: hi ha hagut una agresión a dos activistas LGTB. En esta localidad valenciana se han reunido las dos caras de la moneda en lo que a la realidad LGTB se refiere: los debates más avanzados en materia LGTB y, a la vez, se ha producido un agresión verbal e intento de agresión física a dos personas LGTB bajo las palabras: “maricones de mierda dadme todo lo que tengáis u os pincho con una navaja”.

Lo ocurrido en Gandia muestra la doble cara de la moneda respecto a la realidad LGTB: si bien vivimos en uno de los estados más avanzados en materia de derechos LGTB, también es verdad que queda mucho para lograrlos de forma efectiva. Y la agresión del pasado viernes en Gandia es un claro ejemplo y, desgraciadamente, no el único. Cómo señalábamos a la editorial LGTBfobias visibles e invisibles la discriminación que todavía sufre el colectivo sólo se visibiliza cuando esta es una agresión física y no tanto cuando se produce mobbing, acoso, bullying o cualquier otro tipo de discriminaciones. Eso genera la sensación, falsa, de que está todo resuelto. Hay, además, LGTBfobias cotidianas que tenemos asumidas como normales y contra las cuales ya no nos quejamos pero que tenemos que cambiar: como el tratamiento a los medios de comunicación o la exclusión en la educación de la diversidad afectivo sexual como un derecho y una realidad social, entre otros ejemplos.

La mayor normalidad y visibilidad del colectivo molesta a las personas LGTBfobicas que refuerzan sus actitudes discriminadoras como ha pasado, por ejemplo, en Francia cuando se aprobó la extensión del derecho a matrimonio para gays y lesbianas. Pero esto no nos tiene que parar porque también hay referentes positivos y opciones para mejorar nuestras libertades. En Catalunya hemos dado un paso de gigante al respeto. Muy recientemente se ha aprobado la ley contra la LGTBfobia. Tenemos la herramienta, la vacuna, a esta enfermedad social que es la LGTBfobia, o cualquier tipo de odio a la diversidad sexual, afectiva, cultural, étnica, etc. Lo ocurrido en Gandia no es más que muestra de lo que hemos avanzado y nos tiene que servir de aviso de lo que todavía nos queda pendiente para avanzar. Es más, agresiones como las ocurridas en Gandia, no tienen que hacer más que impulsarnos para que redoblamos esfuerzos y luchas para garantizar de forma efectiva nuestros derechos con un objetivo claro: necesitamos leyes y políticas públicas que garanticen nuestros derechos y este es nuestro próximo paso como movimiento. Y ésta ha sido una de las reivindicaciones aprovadas en los Encuentros.

1487

La LGTBfobia es una enfermedad social: se odia y agrede a alguien (físicamente, emocionalmente o psicológicamente) porque ama a alguien de su mismo sexo o porque discrepa del sistema de género. Una de tantas enfermedades sociales como por ejemplo el machismo, el racismo o el especismo. Una enfermedad para la que hemos obtenido la “vacuna” legal recientemente en Catalunya. Ya tenemos la La Ley para garantizar los derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros e Intersexuales y para Erradicar la Homofobia, la Lesbofobia, la Bifobia y la Transfobia. Una herramienta que sin duda ayudará a mejorar la vida de las personas LGTB y aumentar la visibilidad del colectivo.

Pero ahora necesitamos, además, la complicidad de la sociedad para aplicarla, para desarrollarla. Necesitamos LGTBfilia. Que la sociedad nos quiera y nos defienda cuando se vulneran nuestros derechos: callar ante un caso de LGTBfobia es LGTBfobia. No existe la neutralidad. Conceptos como solidaridad, derechos humanos y justicia social son clave para conseguir erradicar la LGTBfobia. Por eso queremos destacar un caso que ha corrido por las redes sociales: en los Estados Unidos un hombre agrede un gay después de increparlo por su sexualidad, y la gente de su alrededor reduce el agresor cuando intenta huir por lo que pudo ser capturado por la policía y será investigado por este delito de odio. http://www.empresasgayfriendly.com/noticias/viral-el-video-donde-un-gay-es-protegido-por-los-ciudadanos-de-un-ataque-homofobo-000210 Esta reacción es la que se debería de esperar ante un caso de LGTBfòbia si queremos considerar que como sociedad la hemos superado. Resulta verdaderamente emotivo, alentador y empoderador verte apoyado por la sociedad, de tus iguales, ante una discriminación. E indica el grado de madurez y de justicia social en que vive una determinada sociedad porque va más allá del individualismo.

En realidad esta reacción, la solidaridad y el apoyo social a las víctimas, tendría que ser la que se produjese ante cualquier caso de agresión o discriminación que la rabia o el odio social centra en determinados colectivos a los que estigmatiza. Por eso el próximo objetivo como movimiento proponemos que sea la LGTBfilia, que nos quieran, que nos defiendan, que nos tengan empatía. El próximo paso tiene que ser hacer de los derechos del colectivo los derechos de toda la sociedad, que la ciudadanía los sienta como propios y, por lo tanto, que no callen ante la LGTBfobia.

1490

Catalunya se ha convertido en pionera en la defensa de los derechos y libertades de las personas LGTB después de haber aprobado el pasado 2 de octubre la Ley por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales y por la erradicación de la lesbifobia, homofobia, bifobia y transofobia. Se trata de un hecho histórico, del cual probablemente no somos todavía suficientemente conscientes. Llevamos siglos con legislaciones que castigan el simple hecho de no ser heterosexual: homosexual, transexual, bisexual o lesbiana. Y en Catalunya hemos cambiado el paradigma hace poco más de una semana: lo que castigamos, lo que perseguimos lo que no está ben vist, lo que es delito es discriminar a las personas LGTB. Es un gran cambio cultural, sin precedentes. Un ejemplo a seguir en otros países, pero también por otros colectivos que sufren discriminación. Una esperanza para los miembros del colectivo que viven en países como Rusia o en muchos de los estados africanos o asiáticos. Les permite soñar en un futuro mejor, pero no sólo soñar: les permite saber que una sociedad sin LGTBfobia es posible. Y nos permite a nosotros tener nuestros derechos y libertades garantizados. En definitiva, nos permite no tener miedo de expresar nuestra afectividad en público y a ser tal como somos por todas partes, cuando menos, del territorio catalán.

Lo primero que se tiene que hacer con esta ley, más que en cualquier otra, es darla a conocer y explicarla. Si las consecuencias de la discriminación de las personas LGTB son el armario y el ocultamiento, la visibilidad y los derechos son la gran garantía. Difundir esta ley tendrá, de por si, un efecto normalizador. Y decimos difundir, no hacer propaganda. Esta no es una ley, cómo han dicho miembros del PP, de propaganda homosexual (expresión con la cual se equiparon a regímenes tan LGTBfóbicos como el ruso) o de privilegios. No. No podemos admitir esta tergiversación. La ley aprobada por el Parlamento de Catalunya es de garantía de los derechos y las libertades de un colectivo discriminado como el LGTB y de políticas activas por la erradicación de la marginación que sufre.

Otra tarea es hacer visible la LGTBfobia que desgraciadamente todavía existe como denunciábamos a la editorial de la semana pasada LGTBfobias visibles e invisibles. Hechos tan cotidianos como elbullying LGTBfóbico en escuelas o al trabajo, o en determinados ambientes sociales, son muy desconocidos por una mayoría social que, al no verlas, puede pensar que no existen. Nos queda pendiente, por tanto, un importante papel denunciar la LGBTfobia que todavía existe y usar la ley como herramienta para combatirla. El movimiento LGTB ya ha anunciado que permanecerá vigilante para garantizar el despliegue de la ley. Desde IDEMTV, desde nuestra tarea periodística, también lo haremos: informaremos de los cumplimientos y de los incumplimientos cuando haga falta. Queremos que Catalunya sea un país pionero en aprobar una ley, pero también al aplicarla y, sobre todo, al conseguir que desaparezca la discriminación a las personas LGTB. Tenemos las herramientas para lograrlo, ¡utilicémoslas!

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

1082
En noviembre de 2014, coincidimos varias mujeres en un seminario de economía feminista. En ese momento éramos conocedoras de varias experiencias cercanas de mujeres...

LIBROS DEL ARMARIO

3014
Madres que aceptan mentiras, monjas que no lo son, lesbianas en el armario, lesbianas que están fuera y llevan pancarta, lesbianas que hacen visibilidad...