«Necesitamos de verdaderos aliadas en el movimiento LGBT”

«Necesitamos de verdaderos aliadas en el movimiento LGBT”

459

Por Carme Porta

La intersexualidad es uno de los ámbitos menos conocidos de la lucha LGTBI y el que tiene un grado de sufrimiento muy alto con una invisibilidad extrema.

El año 2013 el relator especial de Naciones Unidas contra la tortura recogió en su informe la condena al tratamiento médico, sin consentimiento, de la intersexualidad. Este informe fue un espacio de visibilidad y denuncia para el colectivo de personas intersexuales que, aún así, siguen muy invisibilizadas.

Hablamos con Laura Inter, activista intersexual, fundadora y coordinadora de la organización Brújula Intersexual en México.

Como experiencia vital y política, ¿que supone ser intersexual en México y en el mundo, en general?

Me gustaría comenzar con una definición: Intersexualidad es un término general que se utiliza para una variedad de situaciones en las que, una persona nace con características sexuales (genitales, gónadas, niveles hormonales, patrones cromosómicos) que no parecen encajar en las definiciones típicas de masculino o femenino.

En México, y prácticamente en todo el mundo, las personas que nacemos con cuerpos intersexuales afrontamos infinidad de dificultades y violaciones a nuestros derechos humanos.

¿A qué dificultades te refieres?

En primer lugar, prácticamente todos los protocolos médicos para personas con variaciones intersexuales incluyen la realización de cirugías genitales médicamente innecesarias o para extraer gónadas sin indicios de enfermedad, así como otros tratamientos médicos innecesarios en bebés, niños y niñas intersexuales que son incapaces de proporcionar su consentimiento plenamente informado.

La institución médica justifica estas prácticas diciendo que tienen el objetivo de ajustar las formas genitales a las nociones típicas del cuerpo humano y con ello evitar problemas en las relaciones sociales, pero, evidentemente sólo incrementan el estigma y crean muchos más problemas en la vida de las personas.

¿Qué secuelas dejan?

Las numerosas secuelas físicas, dependen de la cirugía o “tratamiento” que se realice, pueden incluir: pérdida de sensibilidad genital parcial o total, incontinencia urinaria, dolor, infecciones recurrentes, cicatrices, sangrado, adherencias en la zona de la cirugía, necesidad de más cirugías en el futuro para reparar problemas causados ​​por cirugías anteriores, varios riesgos en someter a una niña o niño pequeño a anestesia, dependencia de por vida a una terapia de reemplazo hormonal, entre otros.

Las secuelas mentales pueden incluir: depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, traumas equiparables a los de las víctimas de abuso sexual, entre otros.

¿Con qué otras problemáticas se encuentra la intersexualidad?

Muchas personas son sometidas a discriminación y violencia cuando en su entorno social se conoce su variación intersexual. Esta violencia y discriminación surge de la ignorancia, y se ve aumentada por las intervenciones ‘normalizadoras’, médicamente innecesarias, las cuales sólo agravan el problema de la discriminación y evidentemente representan una forma de violencia hacia menores de edad incapaces de consentir o entender lo que estas intervenciones representan y sus consecuencias.

Otro aspecto es la falta de acceso a nuestro expediente médico, ya que es común que los médicos y hospitales se nieguen a entregarlo, negándonos así nuestro derecho a la verdad. Además, todo el mundo se necesitan psicólogos y médicos especialistas capacitados y sensibilizados que puedan ofrecer una atención digna, informada y eficiente a las personas intersexuales. Es frecuente que cuando una persona va a una consulta médica, ésta gire en torno a las características que los especialistas creen que son el problema, y ​​que hagan preguntas inapropiadas o fuera de lugar.

En los centros médicos también se ha adoptado la nueva nomenclatura de 2006: Trastornos de Desarrollo Sexual. Consideramos que este término sólo justifica que sigan realizando estos procedimientos sin el consentimiento de la persona.

Y por último, aunque es común que en los medios de comunicación y en la legislación cuando llegan a mencionar a las personas intersexuales, sea desde la ignorancia, y sin consultar con personas, activistas u organizaciones intersexuales.

¿Cuáles son las demandas del movimiento intersexual?

En Latinoamérica contamos con la Declaración de San José, Costa Rica, que enumera claramente las demandas del movimiento intersexual en la región, entre las principales yo destacaría las siguientes:

Prohibir inmediatamente toda práctica que modifique las características sexuales de una persona sin razones médicas fehacientes y sin el pleno consentimiento informado de esta.
Abolir el sexo como categoría legal para ser consignado en documentos oficiales (partida de nacimiento, cédulas de identidad, pasaportes, etc.)
Rechazar las conceptualizaciones y asignaciones de la intersexualidad como un ‘tercer sexo’ al nacer, en tanto estas anotaciones no reflejan la diversidad de cuerpos que habitamos y vulneran nuestro derecho a la privacidad.
Asegurar el acceso de todas las personas a múltiples opciones para el reconocimiento legal de su identidad de género a través de trámites administrativos sencillos, gratuitos y sin más requisitos que la voluntad de la persona que lo solicite.
Asegurar el derecho de todas las personas sometidas a prácticas de modificación de sus características sexuales acceder a la verdad sobre su nacimiento, su asignación de sexo, su diagnóstico, las prácticas realizadas y su justificación, así como los nombres de las personas involucradas en estas prácticas y su seguimiento.
Reconocer las consecuencias profundamente negativas de la patologización de nuestros cuerpos en nuestro acceso a la educación y al empleo, e implementar políticas concretas y efectivas de reparación.

Movimiento LGTBI y movimiento Intersex deben ir unidos? Los objetivos que se plantean van en la misma dirección?

Se suele pensar en la intersexualidad como un ‘tercer sexo’, lo cual es un error y deriva en recomendaciones contrarias a nuestras necesidades y derechos. Hemos encontrado esta suposición incluso en grupos u organizaciones que se nombran LGBTI, que intentan ser inclusivos, pero desconocen lo que significa la “Y”. Esto sucede porque a menudo no se incluye en ninguna persona intersexual en los grupos de diversidad sexual, y no se informan adecuadamente sobre la intersexualidad y las problemáticas específicas que afronta nuestra comunidad.

El problema de esto es que contribuye a perpetuar la difusión de mitos y conceptos erróneos, de desinformación y estigmatización, y se presta poca atención a la especificidad de violencias que vivimos muchas personas intersexuales. Nuestra recomendación es que las organizaciones que realmente quieran ser aliadas y inclusivas, se informen y promuevan los textos y vídeos que la comunidad intersex ha producido. Necesitamos verdaderos aliadas en el movimiento LGBT.

¿Sus demandas son reconocidas por las instituciones internacionales?

Ha habido 49 reprimendas de la ONU para prácticas de mutilación genital intersexual a diferentes países, incluidas dos en México. En México es importante el hecho de que la Secretaría de Salud elaboró ​​la ‘Guía de Recomendaciones para la Atención de intersexualidad y Variación en la Diferenciación Sexual’ y los resultados de la primera encuesta Intersex en México elaborada por CONAPRED y en la que hicimos participar desde de Brújula Intersexual. Se trata de la primera encuesta de este tipo en la región y gracias a ello el gobierno mexicano se comprometió a contrarrestar la violencia y exclusión de las personas