«Hemos ganado por paliza pero ahora se debe gestionar el cambio y...

«Hemos ganado por paliza pero ahora se debe gestionar el cambio y de reconocer la diversidad»

429

Por Carme Porta

Entrevistamos a María José López Plaza activista feminista y lesbiana en Santiago de Chile para refexionar sobre la reciente victoria del referéndum que entierra la constitución de Pinochet. Trabaja como productora cultural en teatro, danza y cultura tradicional.

Hace un año se acordó hacer un referéndum sobre la constitución aprobada en etapa de Pinochet. Cuál es el contexto de las luchas de este año y como ha participado el movimiento LGTBI?

Previamente ha habido lo que se llama el despertar social, habían muchas manifestaciones  respecto a los fondos de pensiones, pero nunca se tocaba el tema, nunca lograba encajar el movimiento LGTBIQ+ en estos espacios, porque creo que como cultura todavía estamos tratando de reconocer a quien tenemos al lado. Las manifestaciones de la comunidad LGTBIQ+ eran  el Día del Orgullo o el día 8 de marzo, que eran los espacios en los que se se hacia visible, por qué no había otro espacio en los que pudiese incluir.  Existen organizaciones que tratan los temas de la comunidad LGTBIQ+ pero son organizaciones que son neutras, no se involucran mucho y, por otro lado, representan mucho más la figura del gay, de la trans mujer que de las lesbianas,  de las disidencias, de las personas no binarias. Cuando se han tocado los temas de LGTBIQ más se abordan desde la  perspectiva gay. El patriarcado siempre ha estado ahí. Sucede la explosión de octubre y  está todo muy a flor de piel. La comunidad estaba como en realidad lo hemos vivido siempre, como siempre hemos sido marginados. Ahora somos una parte más de esta gran explosión, porque  los conflictos que hay en el territorio de Chile, son muy transversales de identidad, de género y son en realidad son derechos humanos. La Constitución tiene muy arraigada la figura capitalista del extractivismo, el patriarcado y el machismo.  No tenemos como derecho humano el respaldo o que se encarguen de cuidarnos. Ni tampoco tenemos derechos constitucionales que se encargan de cuidar a la naturaleza. Y eso, al menos a mi parecer, está demasiado ligado. 

Cuál ha sido el papel del movimiento LGTBI respecto a los cambios que se exigian?

La demanda ha sido que el estado reconozca la diversidad que existe en su territorio y desde ahí que se pueda amplificar en sus recursos y las responsabilidades para con la ciudadania. A partir de aquí demandas como la educación sexual integral y de salud para que no se sigan muriendo personas por pocos cuidados o desconocimiento. Siguen existiendo muchos lesboodios, se asesinan muchas lesbianas, muchos hombres trans y con todo lo que está sucediendo hubo reacción de la ultraderecha y ha caido con toda su fuerza sobre la comunidad LGTBIQ+. La demanda más fuerte es que nos reconozcan para que no nos maten y ahí coincide con el movimiento feminista. Pero también hay otras demandas derivadas: viviendas para el colectivo, derechos reproductivos, aborto, etc…

Las movilizaciones han sido masivas y populares en un momento de crecimiento de las desigualdades, la represión ha sido fuerte,  ¿cómo ha afectado todo ello al colectivo LGTBI?

Las trabas estan en lo laboral, en la vivienda y en la salud.  No hay un reconocimiento y ahora que muchas personas se han quedado sin trabajo conseguir un alquiler siendo trans, por ejemplo, en un país en que nos dejamos influir tanto por la apariencia se tienen muchas más dificultades. En términos de represión, aparte de lo sucedido estos dias no hay respeto por los derechos humanos básicos: no tener una vivienda digna, ni aceso a la salud o al trabajo, que no acepten tu identidad sexual o de género. La represión policial es constante y ha sido transversal. El desequilibrio económico generado por la pandemia ha sido grande; era difícil la aceptación de la disidencia sexual y de género en las empresas y eso las llevaba a tener trabajos independientes: en el ámbito artístico o cultural que son ámbitos muy afectados por la crisis. Aún así se ha generado más comunidad, más colectivos unidos para superar este momento juntas.

Con el triunfo del cambio se abren expectativas. El lema era “Chile despierta” es el momento de avanzar hacia un reconocimiento amplio de los derechos LGTBI en Chile?

Me gustaria creer que si però por ahora hay una parte importante de la comunidad LGTBIQ+ que no cree en el proceso porqué sigue siendo binario y además muy partidista. Más allá de esta victoria de la convención constitucional no acredita que vaya a haber representatividad real. La crisis que estamos viviendo más allá de este referéndum es quien nos va a representar en todos los aspectos, aquí la presión va hacia los partidos que ya tienen todo planificado y no estan integrando a personas de la comunidad LGTBIQ+ para poner las vivèncias de cada una en la nueva constitución. Hay muchos colectivos que se apartan de este proceso y no quieren participar, es comprensible, pero con esta actitud dificilmente vamos a estar representadas en el nuevo proceso. Hay mucho que reflexionar al respecto y demasiadas dudas sobre quien van a formar parte y se va a integrar en las mesas de trabajo. Debemos seguir dialogando, construyendo y cuestionando por qué sino vamos a tener más de lo mismo. Puede ser una muy buena oportunidad pero por ahora no creo que nos esté beneficiando.

No puede ser un trampolín para mejorar? Una ruptura democrática que abre una oportunidad interesante para avanzar en los derechos?

Si, si claro, para poder llegar al reconocimiento antes deberemos pasar por muchos cuestionamientos del estado patriarcal. La labor de la ciudadania es supervisar que estos procesos se lleven a cabo de forma representativa, lo más representativa y amplia possible y sin corrupción. Es interesante que volvemos a ser ciudadania activa, aunque siguen existiendo trabas para poder involucrarnos políticamente en decisiones como estas, por ejemplo hay personas que no tienen agua porqué está en manos de empresas, como van a poder involucrarse en un proceso politico si deben luchar por su supervivencia? Es un país centralista y hay demasiadas invisibilidades y para llegar a una representatividad real hace falta romperlas y para eso debemos estar, protestar, exigir. Hemos ganado por paliza pero ahora se debe gestionar el cambio y de reconocer la diversidad. Es un trabajo costoso y hace falta regenerar comunidad, de reconocernos y hablar de politica humana, no partidista, de hacernos responsables y sentirnos parte de la sociedad realmente.