Etiquetes Entrades etiquetades amb "familias"

familias

5195

EDITORIAL

El pasado primero de mayo, jornada reivindicativa de clase, la calle también fue de colores.

En Vila-Seca las familias reclamaban normalización y reconocimiento. Allí mismo la Consejera anunciaba avances legislativos para erradicar cualquier tipo de discriminación.

En las calles de Barcelona diferentes colectivos LGTB reclamaban la visibilidad, el respeto y la normalización, tanto en el lugar de trabajo como en la sociedad. También alguna reflexión personal, en forma de carta a medios escritos, invitaba a reflexionar sobre la campaña multitudinaria antirracista en el ámbito del fútbol y si sería trasladable a un hastag #todossomosgais

Todo ello, la lucha y reivindicaciones LGTB se funden y se confunden con el resto, allí donde estamos presentes todas y todos, allí donde vivimos y somos visibles, allí donde trabajamos y nos desarrollamos, donde sufrimos las discriminaciones y las exclusiones.

Ahora más que nunca debemos fundirnos pero sin perder visibilidad ni centralidad, la LGTBfobia es una discriminación transversal, no tiene clase, no tiene género, no tiene color… tiene niveles de tolerancia y un alto, demasiado alto, grado de permisividad, contra lo que necesitamos leyes y recursos. El Parlament y las entidades siguen trabajando por una ley de derechos LGTB, una ley necesaria, una ley imprescindible.

Este es el título del nuevo libro publicado por ediciones Bellaterra con la colaboración de la FLG – Asociación de Familias Lesbianas y Gais.

Se trata de 10 historias de 12 personas que para formar su familia lo han tenido mucho más difícil que las persones heterosexuales.

Lesbianas que durante años renunciaron a la maternidad creyendo que ser lesbiana es lo mismo que ser estéril. Preconcepción que ellas mismas han tenido que deconstruir para empezar a construir su sueño, empoderarse y saberse capaces de enfrentarse la sociedad. Mujeres que sin modelos a quién imitar, ni reales ni de ficción, han decidido ser madres, madres lesbianas.

También hombres que ya sea por la adopción, o por relaciones heterosexuales anteriores o por subrogación, son padres en pareja gay. Chicos que de jóvenes se habían negado incluso su propia orientación sexual. Hombres hechos y derechos que han osado desafiar el heterocentrismo y demostrar que ser padre no tiene porque ser sólo el papel secundario a hacer en el seno de una familia encabezada por una mujer y madre.

Este es un libro de utopías hechas realidad, de sueños imposibles que han sido de verdad. Es un canto a la esperanza y una recarga de energías por la lucha. Pero también son lágrimas, muchas. Y un dolor grande y profundo. Dolor y sufrimiento por la incomprensión de las personas que esperábamos sentir más cerca, y que no han sido. Por la lucha a menudo en solitario que ha supuesto este proyecto de maternidad o paternidad homosexual. Por la soledad de nuestras adolescencias al armario.

Y yo me pregunto: ¿por qué tanto sufrimiento? ¿Por qué? Y mira, que esto nos haya pasado a las que ya tenemos una edad, puede ser una justificación. Pero que esto esté pasando a estas parejas jóvenes que sienten como ante su declaración de amor lésbico, ante el anuncio que pronto serán madres, la familia les gira la espalda, es como mínimo deplorable. Otros adjetivos serían: inadmisible, intolerable, insoportable… Terrible en definitiva.

Las parejas del mismo sexo tienen desde el 2005 casi los mismos derechos que las parejas heterosexuales en nuestro país, pero a sus familias no les gusta. Y si la gente que más nos aprecia no puede aceptarlo, nos tenemos que plantear ¿qué está pasando? ¿Es porque les pone ante la necesidad de salir de sus armarios? Les obliga este nieto, esta sobrina a decir en su entorno más cercano que aquella hermana o aquel hijo es lesbiana, es gay. ¡Y qué!

Esta es la cuestión. Nuestra sociedad sigue admitiendo la homosexualidad en casa de los vecinos y de los amigos, pero no a casa de un mismo. Y esto lo tenemos que cambiar. Y para modificar esta actitud hay que ser visibles. Una vez más para demostrar que existimos y que no pasa nada, tenemos que mostrarnos.

Es para cambiar esta invisibilidad que las familias lesbianas, gais y transexuales nos hemos reunido este fin de semana en Vila-seca, en el 5º Encuentro Estatal de Familias LGTB.

Casi 500 personas que tienen hijas e hijos, o tienen ganas de tener, y que son lesbianas, gais o transexuales, han venido de todos los puntos de Catalunya y también riojanos, de Madrid, de Sevilla, de Zaragoza… para reencontrar amigas y amigos y compartir vivencias y experiencias, en un gran ejemplo de civismo y visibilidad.

Se han encontrado con el objetivo de Sumar Familias Rainbow para trabajar porque la educación en nuestro país incluya la diversidad familiar en los currículums, en las actividades didácticas, en los materiales. Ponentes y familias, todas y todos en la misma dirección.

Y la presentación del libro “*Familias también” en este entorno en lucha y de fiesta ha tenido la mejor de las celebraciones.

Sólo me queda recomendarte que lo compres y lo leas. Vale la pena.

 

Elisabet Vendrell es licenciada en Biología i Profesora universitaria. Es miembro de la asociación de Famílies Lesbianes i Gais desde su inicio en 2001, entidad de la que fue presidenta desde 2005 hasta 2012; también presidió la FLG-Asociación de Familias LGTB de España desde 2009 hasta 2012.

Fue la primera Vicepresidenta del Consell Nacional de Lesbianes, Gais, Dones i Homes Transsexuals i Bisexuals de Catalunya; asimismo fue Coordinadora de la Red Estatal de Asociaciones de Familias LGTB de España;y Secretaria de la Federació de Famílies Plurals de Catalunya.

6086

La discriminación sufrida por el colectivo LGTB ha hecho que en muchas ocasiones nos tengamos que ocultar, negarnos a nosotros mismos para subsistir en un contexto hostil. Es lo que se conoce como estar al armario. De aquí viene un de las principales discriminaciones del colectivo: la invisibilidad. El hecho de tenernos que esconder hace que no seamos “visibles” ni para el resto de sociedad, ni para las personas de nuestro propio colectivo. Y esto lleva a una carencia de referentes que dificulta el desarrollo personal de los individuos LGTB. Con todo, esta invisibilidad no afecta por igual a todos los colectivos que participan del movimiento LGTB. Desde sus inicios los gays han tenido un protagonismo sobredimensionado respecto su peso real en la sociedad. Por eso, desde el mismo movimiento, cuando se han analizado sus propias carencias, se ha dado cuenta, y por eso ha generado días específicos de visibilidad: como por ejemplo el pasado 26 de abril el de la visibilidad lésbica. Una apuesta que permite cubrir las carencias en el avance en la liberación de las personas LGTB.

La invisibilidad de las lesbianas no tiene que ver sólo con la del colectivo LGTB, sino también con la de las mujeres que, a pesar de ser más de la mitad de la población, no han visto históricamente reconocido sus méritos. Una invisibilidad dada por el papel social, exclusivamente, de cuidadora que ha tenido tradicionalmente en las sociedades patriarcales, pero también de asexuales y la expulsión histórica que han sufrido del espacio público que ha sido reservado a los hombres. La pretendida asexualidad ha invisibilizado todavía más, en las sociedades de moral conservadora, la sexualidad lésbica. El feminismo ha sido, por tanto, una constante dentro del movimiento L, para un colectivo que ha sufrido una doble discriminación: por ser mujeres y por ser lesbianas. Con todo, no nos dejar de reconocer los pequeños avances que últimamente ha habido con la presencia pública de lesbianas, una visibilidad con carencias, sí, pero que empieza a funcionar.

La visibilidad del colectivo, pero, no es un hito fácil. Los medios no representan la realidad de forma equilibrada la realidad y pueden ser motores de tópicos: no siempre de los viejos sino que pueden generar de nuevos y relativamente positivos, a pesar de que en ocasiones sean excluyentes. La visibilidad de las lesbianas, en este caso pero también de los gais o transexuales, puede hipervisibilizar a determinados miembros del colectivo: las jóvenes, las profesionales, las triunfadoras, las muy bien situadas económicamente, aquellas que responden a rols más aceptables socialmente como por ejemplo a aquellas que son madres. El peligro de la visibilidad esta en poder focalizar sólo a quien puede ser más asimilable o más bien vistos socialmente, excluyendo al resto del propio colectivo. Con todo, el propio movimiento LGTB, ha demostrado que es capaz de hacer autocrítica y mejorar su propia tarea por la liberación. Tenemos que seguir trabajando en ello.

2717

EDITORIAL

La República de Malta, república insular del Mediterráneo independiente desde 1964, ha decidido abrir la vía al matrimonio igualitario. El gobierno maltés ha aprobado una ley que autoriza las uniones civiles permitiendo a las personas del mismo sexo acceder al matrimonio.

La propuesta pasó por el parlamento y no recibió ningún voto en contra, aunque el grupo de la oposición, el Partido Nacionalista, decidió abstenerse expresando reservas en torno a la adopción, pero su acuerdo con el reconocimiento del derecho a la unión matrimonial.

Malta es el vigésimo segundo estado de Europa que reconoce el derecho al matrimonio igualitario, aunque la religión católica en la república es religión de estado y que la Constitución no lo permitía. El Parlamento de Malta no dudó en modificar la Constitución para incluir la orientación sexual e identidad de género entre los motivos de discriminación que se prohiben.

Según el Índice de Rainbow Europa de mayo de 2013, elaborado por ILGA -Europa, Malta llegó 18 entre 49 países europeos que llevan a cabo leyes y políticas que afectan a los derechos humanos de las personas LGTB. Malta cubría sólo un 35% de las políticas y legislación que ILGA-Europa valoraba como necesarias.

En cambio, el Estado español que en el mismo índice cumple un 65% y ocupa la quinta posición dando pasos atrás. El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación español tenía entre sus prioridades la defensa de los derechos LGTB en el ámbito internacional. Entre las cinco prioridades de las políticas de cooperación establecía la no discriminación por razón de género y orientación sexual.

La última semana hemos visto como el Ministerio primero anunciaba la eliminación de esta prioridad en su política internacional y dos días después rectificó, debido a la presión social.

Lo que queda claro es que las prioridades de estado en las políticas LGTB dependen de voluntades políticas y que la voluntad en Europa está siendo seguir adelante, aunque no lo suficiente rápido, en el avance de los derechos de las personas LGTB, mientras la estado español quiere levar a cabo una marcha atrás inaceptable.

2439

La asociación de Familias Lesbianas y Gais convoca la 5 ª Encuentro Estatal de Familias LGTB. El encuentro será en Vila-Seca (Catalunya) entre el 1 y el 3 de mayo.

Música: Happy, Pharrel Williams

 

 

2635

EDITORIAL

En los últimos años van saliendo a la luz casos de menores con una clara identidad de género diferente a la que su biología marca. Casos en que madres y padres han reaccionado con ternura y han dado su apoyo a su hija, a su hijo; casos donde ya desde la más tierna infancia les han marcado comportamientos, han corregido “defectos” y los han conducido a la frustración… casos de transfobia que se han vivido desde la mirada inocente de un o una menor que no entendía lo que pasaba por sentirse bien siendo diferente a lo que el cuerpo y la sociedad le marcaban y prohibían.

Cuando se habla de menores de edad y de niñas y niños pequeños se piensa que la identidad de género se decide por quien los educa, pocas veces se piensa en su felicidad en este sentido. El caso de una menor transexual andaluza ha hecho saltar las alarmas y la discriminación oculta.

La menor, alumna del colegio San Patricio, de Málaga, gestionado por una Fundación dependiente del obispado prohibió a la menor llevar uniforme femenino, permitiendo de forma implícita su clara discriminación e impidiendo (o marcando) su identidad sexual .

Este hecho discriminatorio, una actitud “normal” en la iglesia católica, ha provocado otras actitudes no menos victimizantes para la menor, que niegan sus derechos. La Junta de Andalucía, que, en principio parecía dispuesta a investigar a fondo el caso y abrir un expediente a la escuela, ha actuado como Pilato y se ha lavado las manos, aunque se comprometió a proteger el derecho de la menor y garantizar su libre desarrollo. La Junta ha conciliado en el conflicto y la menor ha cambiado de escuela.

Es un caso más, un caso actual, un caso en el que la transfobia se vive desde los 7 años o que, simplemente, ha sido visible. Los y las menores son víctimas de las decisiones de las personas adultas y doblemente victimizadas cuando la administración decide cuál debe ser su géner , únicamente posible, y marcado por su sexo biológico. El derecho al propio cuerpo es un tabú para el estado, por las administraciones, lo es en el caso de las mujeres de todas las edades, lo es en el caso de las personas transgénero, sea cual sea la edad.

4410

El abogado Ricardo de la Rosa nos habla del servicio de asesoramiento legal y jurídico de la Fundación Enllaç, del cual él es el encargado. Un asistencia que ofrecen a los usuarios y las usuarias de la entidad que tienen un servicio de primera consulta, orientación y asesoramiento, además del seguimiento de los casos tanto a nivel personal, social como jurídico.

 

 

El mundo celebra este año el 20 aniversario del primer año internacional dedicado a la familia. Quien lo iba a pensar que las familias de dos madres o de dos padres también lo celebraríamos pasados veinte años. La conmemoración se centra en la conciliación laboral y familiar, la solidaridad intergeneracional y la pobreza y la exclusión social.

Y nosotras lo celebramos volviendo a hacer un encuentro.

La FLG, asociación catalana formada por madres y padres lesbianas, gais y transexuales estamos organizando el que será el 5º Encuentro Estatal de Familias LGTB – Catalunya 2014. En La Pineda (Tarragona) los días 1 a 3 de mayo de 2014.

Se trata una vez más de reunirnos para compartir nuestras vivencias de homomaternidad y homopaternidad. Y este año alrededor de la Educación, que es el instrumento básico para combatir la pobreza y la exclusión social. Desde la participación de todas las familias, en un espacio para compartir Buenas Prácticas LGTB en las escuelas de nuestras hijas e hijos, y para compartir los proyectos de las diferentes organizaciones asistentes.

Nuestro eslogan, Suma Familias Rainbow, tiene un sentido de unión, de comunidad y de movimiento.

Una vez más queremos empoderar a las familias, transmitir la fuerza de la visibilidad y del trabajo conjunto, ayudar a intervenir de forma activa en las escuelas de nuestros niños, niñas y adolescentes, y promover el uso de materiales que visibilicen a nuestras familias en la comunidad educativa.

Podremos escuchar a expertas y expertos que están trabajando en esta dirección desde otras organizaciones, universidades y escuelas, que a buen seguro nos harán reflexionar sobre nuevas líneas de trabajo y nuevos proyectos de futuro.

Ponentes como la psicóloga de la Universidad de Sevilla, Mar González, que nos presentará los resultados de sus últimas investigaciones con familias lesbianas y gais; Gerard Coll-Planes y Miquel Missé que nos hablarán de género y educación; miembros de la FLG que nos explicarán experiencias concretas de Buenas Prácticas para favorecer la diversidad familiar en las escuelas; Antonio Vila-Coro, Presidente de la Asociación Son Nuestros Hijos y Esther Farnos, Jurista, que nos hablarán de la situación de la subrogación hoy; Francisca López que ha investigado las y los adolescentes y jóvenes hijas e hijos de familias lesbianas y gais; tendremos también talleres para compartir como gestionamos con nuestras hijas e hijos nuestra homosexualidad, y también como gestionamos con nuestras hijas e hijos su orígen.

Y como siempre, un completo programa de actividads lúdicas y deportivas para que niñas, niños y adolescentes se lo pasen bien en la playa o en los terrenos de juego, mientras las madres y padres trabajamos. Cuentos de familias diversas, títeres, juegos de co-educación, talleres de autoestima y sexualidad, volei playa, concurso de castillos de arena y muchas actividades más. Para nosotras es tan importante el programa adulto como el infantil adolescente. Consideramos que el hecho de relacionarse con otras chicas y chicos con los que saben que comparten un aspecto tan importante de sus vidas, de su identidad, como es la homosexualidad de la madre o madres o del padre o padres, los empodera y les hace sentir parte de una comunidad.

Las niñas y niños, al igual que nosotras adultas y adultos, viven en un entorno eminentemente heterosexual, van a escuelas en las que el modelo mayoritario es el heterosexual, y constantmente se ven sometidos a la presunción de heterosexualidad. Esta presunción choca frontalmente con las madres lesbianas o padres gais que tienen en casa, y necesitan ver que su modelo familiar no es una rareza, que no son las únicas o únicos. En los encuentros de las familias LGTB ellos hallan esta camaradería explícita, y se sienten parte importante de nuestro proyecto, lo comparten y salen fortalecidas para enfrentar con energía las preguntas y las miradas de los otros.

Estos encuentros son importantes, son imprescindibles para saber que nuestra unión es nuestra fuerza. Son necesarios para ser conscientes que las familias somos parte del movimiento LGTB y que con él avanzamos luchando por una sociedad más justa e igualitaria.

Es un encuentro estatal porque la FLG abre este tiempo y espacio a todas las familias y asociaciones de fuera de Catalunya, porque en estos encuentros todas y todos cargamos las pilas para seguir en la lucha.

Vivimos hoy unos momentos muy delicados de regresión en muchos de los derechos sociales conseguidos, y ahora más que nunca no podemos bajar la guardia. Tenemos que seguir alerta para no permitir ni un paso atrás. Uganda es el extremo más terrible del odio más recalcitrante, es el ejemplo más actual de la homofobia de estado. Con nuestro encuentro, con la visibilidad de nuestras familias queremos mostrarle al mundo una vez más, que las familias LGTB existimos, que nuestras hijas e hijos son felices con las leyes que les protegen y amparan, y que por ellas y por ellos, somos capaces de todo.

Es por todo esto que os esperamos a todas y a todos en La Pineda, con ganas de trabajar mucho, pero también con la ilusión del reencuentro y de la convivencia.

 

Elisabet Vendrell es licenciada en Biología i Profesora universitaria. Es miembro de la asociación de Famílies Lesbianes i Gais desde su inicio en 2001, entidad de la que fue presidenta desde 2005 hasta 2012; también presidió la FLG-Asociación de Familias LGTB de España desde 2009 hasta 2012.

Fue la primera Vicepresidenta del Consell Nacional de Lesbianes, Gais, Dones i Homes Transsexuals i Bisexuals de Catalunya; asimismo fue Coordinadora de la Red Estatal de Asociaciones de Familias LGTB de España;y Secretaria de la Federació de Famílies Plurals de Catalunya.

LIBROS DEL ARMARIO

4012
La hora quieta es el título de la novela de María Dolores Farrés en la que trata del amor entre dos monjes en el...

res a amagar d'anna boluda

ARTíCULOS DE OPINIóN

3949
En los últimos años, y con la iniciativa pionera del FAGC-Girona, las entidades del colectivo LGTB han ido extendiendose por todo el país. Era...