Masacre en una discoteca gay de Orlando. Un hombre armado ha entrado en un local nocturno de esta ciudad de Florida y abrió fuego contra los asistentes. Hay 50 muertos y 53 heridos, la peor matanza con armas de fuego en Estados Unidos. Estado Islámico ha reivindicado el ataque.

La discoteca Pulse abans de l'atemptat
La discoteca Pulse antes del atentado

El autor, identificado como Omar Mateen, un ciudadano estadounidense de 29 años hijo de padres afganos, ha atacado esta madrugada del sábado el club Pulse y se ha atrincherado con rehenes. El asaltante iba armado con una pistola, con un fusil AR-15 y con explosivos.

La policía ha confirmado que el asaltante ha matado 50 personas y ha herido 53 más antes de morir abatido a disparos de la policía. Algunas de las personas heridas están en estado crítico.

La agencia de noticias Amaq, vinculada a Estado Islámico, asegura que el grupo terrorista ha reivindicado el ataque. No hay una confirmación oficial, pero el FBI ha reconocido que el presunto autor llamó a la policía antes del ataque y juró lealtad al líder de Estado Islámico.

La masacre dentro del club Pulse de Orlando es ya el tiroteo que provocó la matanza más grande en los Estados Unidos. Mañana hay convocada una concentración en la Plaza Sant Jaume de Barcelona para mostrar el rechazo a los asesinatos homófobos de Orlando.

13422273_588426721338734_1664595989846072576_o