El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha dictaminado este viernes a favor de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país. Esta decisión histórica, tomada con cinco votos a favor y cuatro en contra, anula la capacidad de los estados para prohibir las uniones entre homosexuales.