EDITORIAL

Let Our Voices Be Heard!” Es el título del libro que se editó en 2004 a partir de la investigación que unas cuantas lesbianas cristianas hicieron en torno a la experiencia vivida como lesbianas y como cristianas. El libro se ha ido traduciendo a diferentes idiomas: neerlandés, francés, polaco, alemán… Se prepara estos días la presentación de su traducción al castellano “Oíd Nuestras Voces” que ACGIL (Asociación Cristiana de Gais y Lesbianas) ha llevado a cabo.

También estos días ha concluido el encuentro anual de los grupos cristianos de personas LGTB en Europa. Este año se ha celebrado entre los días 21 y 25 de mayo y ha tenido lugar entre Estocolmo, Tallin y Helsinki. Han participado 120 personas y recibieron visita de la Co-Presidenta del ILGA-Europa, Gabriella Calleja.

La comunidad plantea retos en un momento de cambios en la jerarquía eclesiástica católica. Reflexiones y exigencias que se centran en la no discriminación y el uso que hacen las religiones para excluir el colectivo LGTB.

La CAFA (Comunidad Apostólica Fronteras Abiertas) hizo un manifiesto con motivo del 17 de mayo Día internacional contra la LGTBfobia en la que denunciaba la discriminación de las personas LGTB, las políticas neoconservadoras que las avalaban y la necesidad que la iglesia garantizara el papel de respeto e inclusión que quiere representar.
Voces incómodas, quizás minoritarias, pero no por ello menos importantes.