Normalmente, cuando se habla de equiparación de derechos de grupos sociales diversos, sean mayoritarios, como es el caso de las mujeres, o colectivos específicos como lo son las personas LGTB, se apela a lo fundamental para la especie humana: la pervivencia. Así, algunos consideran que hablar del derecho al aborto libre y gratuito o de matrimonio entre personas del mismo sexo es un ataque a los fundamentos de la especie humana, dado que se aboga por su fin.

Así, las declaraciones del Ministro Jorge Fernández Díaz en Roma han centrado el tema en este ataque fundamental porque se hace evidente que no se puede negar un derecho cuando no se tiene ninguna base legal ni social, en todo caso, se tiene una base ideológica claramente conservadora e integrista que lleva a la negación de derechos.

 

 

A partir de estas declaraciones han sido muchas las opiniones y muchas las acciones. Internet ha sido un medio en el que se ha visualizado la crítica radical a esta opinión personal de un ministro español: peticiones de dimisión, causas para pedir destitución, cartas, blogs, artículos pidiendo que corrija, asociaciones que apelan claramente. ..

El jueves 7 de marzo se llevó a cabo una concentración ante la sede del Partido Popular (PP) en Barcelona para protestar contra estas declaraciones, convocada por el grupo Brot Bord. La sede del PP era con la persiana bajada y protegida por los Mossos d’Esquadra. Los y las manifestantes detuvieron el tráfico parcialmente con una pancarta que exhibía el lema: “La homofobia de Jorge Fernandez Diaz es un peligro para la inteligencia de la especie” y leyeron un manifiesto crítico con las declaraciones.

De hecho, esta no es una acción solitaria, las diferentes entidades del movimiento LGTB han mostrado críticas con las declaraciones y reclaman respeto a los derechos ya la legislación vigente pero también reclaman la ley contra la LGTBfobia y acciones contundentes que acaben con actitudes como esta y acaben también con los recortes de derechos que nada tienen que ver con la crisis económica y mucho con algunas ideologías políticas.

Las declaraciones del Ministro, sin embargo, no son declaraciones solitarias sino que forman parte de una serie de declaraciones y acciones que justifican actitudes que dábamos por superadas. Hoy, 8 de marzo, día internacional de las mujeres, podemos recordar algunas perlas que han afectado a la mayoría social del país. Son declaraciones que sintonizan en el fondo y en la forma con las del ministros y, por tanto, lejos de la normalización del hecho homosexual o de los derechos aparentemente consolidados demuestran actitudes e ideología gubernamental altamente preocupantes para nuestra sociedad.

José Manuel Castelao Bragaña presidente del Consejo General de la Ciudadanía en el Exterior, órgano dependiente del Ministerio de Empleo dijo que “Las leyes son como las mujeres. Están para violarlas ”

Otro ministro, Alberto Ruiz-Gallardón, expresó que “la presión social obligaba a muchas mujeres a abortar. Se genera una violencia estructural contra la mujer por el simple hecho del embarazo “y recibió todo el apoyo por parte del minsitro Fernández Díaz.

El Ministro José Ignacio Wert, ya conocido por el colectivo LGTB por haber expulsado del currículo escolar la Educación para la ciudadanía, también expresó, cuando era un experto a sueldo de la FAES que “la transmisión de la educación en valores en el seno de la familia no puede sino resentirse de la incorporación masiva de la mujer al trabajo fuera del hogar ”

Estamos, pues, no ante unas declaraciones injustificables sino ante una estrategia de marcha atrás en los derechos que se expresa y actúa desde el poder.

Articles semblants

2831

2590

2873

3125