El texto de la misiva fue publicado por el Daily News después de que James, el hijo repudiado, la publicara en un foro en internet, con motivo del debate actual en EEUU acerca del matrimonio igualitario, y haya tenido un gran éxito. Y es que las declaraciones del padre no dejan indiferente a nadie:

James: esta es una carta difícil, pero necesaria de escribir.
Deseo que tu llamada telefónica no haya sido para recibir mi bendición por tu estilo de vida degradante. Tengo buenos recuerdos del tiempo que pasamos juntos, pero todo eso quedó en el pasado.
En el futuro, no esperes conversar conmigo. No habrá comunicación en absoluto. No te iré a visitar, ni yo te quiero en mi casa.
Tú hiciste tu elección, aunque pueda ser la incorrecta. Dios no ha pretendido ese antinatural estilo de vida.
Si decides no asistir a mi funeral, mi familia y amigos lo entenderán.
Ten un feliz cumpleaños y una buena vida.
Cualquier intercambio de regalos no será aceptado.
Adiós,
Papá”.

Aunque el joven, que dijo al diario que su intención no era que se distribuyese como lo ha estado haciendo, ha manifesatdo que a sus 33 años no tiene ningún problema de adaptación, como insinuaba su padre en la carta, “pero muchos jóvenes homosexuales tienen dificultad para hacerlo y necesitan ayuda, compasión y orientación, para sobreponerse a lo que sin duda será uno de las experiencias más difíciles de la vida”.

Respecto a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Estados Unidos, James declaró que “los enemigos del matrimonio igualitario contribuyen a romper la verdadera y sagrada unión familiar”.