Del 2 al 13 de agosto, el Circuit Festival y el Girlie Circuit transforman Barcelona en la capital LGTB del mundo.
Durante el mes de agosto, Barcelona se convierte en una ciudad de peregrinaje para gays y lesbianas de todo el mundo. Hoy jueves 2 comienza una nueva edición del Circuit Festival, el certamen más importante de Europa dirigido al público LGTB. Este año se celebra el quinto aniversario y los organizadores, el grupo Matinée, han preparado más fiestas y actividades que nunca. La versión masculina se alargará hasta el día 12. La versión femenina, el Girlie Circuit, tendrá lugar entre los días 7 y 13.

Desde agosto de 2008 el festival no ha parado de crecer. Las cifras que la rodean son impresionantes. El presupuesto, un número con muchos ceros, es un gran secreto. Este año se esperan más de 70.000 asistentes de cincuenta nacionalidades diferentes. Un 80% son turistas. Los más numerosos son los brasileños (alerta de que no se acaben llevándose el Circuito si el Ayuntamiento no colabora un poco más). También hay muchos estadounidenses y rusos. Y, cada vez más, gente de países árabes, sobre todo hombres, que en su país no pueden vivir su sexualidad con normalidad y que encuentran en la capital catalana un auténtico paraíso. “Queremos que durante once días Barcelona se convierta en la Disneylandia gay”, nos explica el Tés Cuadreny, el portavoz del sarao. El festival supone una inyección económica de 50 millones de euros para la ciudad que se reparten hoteles, restaurantes, tiendas y servicios diversos.

Aunque hay actividades culturales programadas como exposiciones, charlas y cine, el público que viene en el Circuit quiere fiestas. Para chicos, hay una veintena. Un año más encontrará en el festival algunas de las sesiones gays más importantes del planeta como The Week o Rapido. Algunas se harán en clubes de la ciudad como el Razzmatazz o The One. Pero también en la periferia, desde Sitges hasta Granollers, pasando por Castelldefels o L’Hospitalet. Una inmensa flota de autobuses (entre 80 y 100) transportará todos de un club a otro. La estrella del programa vuelve a ser el Water Park Day el 7 de agosto en la Isla Fantasía. Allí se vivirá uno de los momentos más eufóricos del Circuit. La ganadora de la última edición de Eurovisión, Lores, pasará por el escenario de la piscina de olas para cantar el tema que la ha hecho famosa. Imaginaos 8.000 hombres con minúsculos bañadores gritando aquello de We’re going up-up-up-up-up-up-up.

El Girlie Circuit, bastante menos numeroso y con más público de todo el estado, arrancará la próxima semana. La apuesta de Matinée para las chicas es también decidida. El programa incluye fiestas varias en lugares como el Cabaret Berlín y la Sala Apolo. También habrá conciertos como el de uno de los grupos de referencia en el mundo lésbico, Uh Huh Her, capitaneado por la actriz Leisha Hailey, Alice de The L World. Las actividades diurnas incluyen sesiones de citas rápidas y un cada vez más popular torneo de fútbol femenino organizado con la colaboración del Club Deportivo Panteras Amarillas. La guinda será una nueva edición de la mítica The Legend Party en Sitges. Un año más, Barcelona está a punto para el gran desembarco gay.