Chechenia: nueva persecución a las personas LGTBI

Chechenia: nueva persecución a las personas LGTBI

482

por Carme Porta

El año 2017 se denunciaba a nivel internacional una campaña de persecución del gobierno checheno a las personas LGTBI. En ese momento se denunció la persecución de decenas de personas acusadas de ser homosexuales así como la creación de un campo de concentración para hombres gays en la ciudad de Argun, en un antiguo complejo militar.

La denuncia y la solidaridad internacional con el colectivo LGTBI de Chechenia, aunque el gobierno negaba la persecución, hicieron que la persecución se detuviera, aunque no se depuraron responsabilidades.

Actualmente Amnistía internacional y la red LGTB rusa han denunciado una nueva purga en el colectivo y la clara vulneración de los Derechos Humanos fundamentales del gobierno checheno con las personas LGTBI. Se denuncian detenciones arbitrarias y malos tratos a más de 40 personas y hay al menos 2 personas muertas que no han superado las torturas. Si bien el año 2017 sólo afectó a hombres gays ahora el ataque se ha ampliado a mujeres y las torturas son más duras y crueles, y se llevan a cabo dentro de las mismas instalaciones de 2017, a Argun.

El gobierno de Chechenia ha vuelto a negar las detenciones y las torturas afirmando que en Chechenia “no hay gays” una afirmación que ya se hizo en 2017. La red rusa LGTB recibió los primeros informes de este nuevo ataque el pasado mes de diciembre y ha podido constatar la veracidad de las detenciones y torturas. Según la misma fuente la primera detención fue la del administrador de un grupo en una red social “VKontakte”, un espacio para hombres homosexuales del norte del Cáucaso en el que podían comunicarse.

Esta república rusa está presidida por Ramzan Kadyrov, un aliado y admirador de Vladimir Putin que ha proclamado claramente su LGTBIfòbia. Ha sido acusado por varias organizaciones rusas e internacionales -entre ellas la OSCE, Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa- de la constante violación de los derechos humanos en la represión política de disidentes. Las denuncias incluyen el acoso, la persecución, las detenciones arbitrarias, la tortura e incluso los asesinatos extrajudiciales de personas LGBTI, personas sospechosas del uso de drogas y adolescentes, en un clima, según la OSCE, “de intimidación ha aumentado en la medida en que casi nadie en Chechenia se siente libre de hablar sobre el problema de los derechos humanos”.

La red LGTB rusa ha ayudado en los últimos años a unas 150 personas de Chechenia a huir pero actualmente las autoridades chechenas están impidiendo que se vayan. La única reacción oficial rusa ha sido la declaración hecha por el secretario de prensa del presidente. Dimitry Peskov declaró que examinarán el informe de la OSCE sobre las graves violaciones de los derechos humanos en Chechenia, elaborado por el profesor de derecho internacional Wolfgang Benedek.