El pasado 27 de abril la consejera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, presidió el primer Consejo Nacional LGTBI de la legislatura. Se presentó a asociaciones, sindicatos y partidos políticos que trabajan en el ámbito del colectivo las previsiones y acciones de las políticas LGTBI, uno de los 10 puntos estratégicos del Govern para esta legislatura. La Consejera mostró su compromiso para un rápido desarrollo de la Ley que garantiza los derechos de las lesbianas, gais, bisexuales, transgéneros e intersexuales y tiene como objetivo erradicar la LGTBfobia en nuestro país.

Entre las iniciativas más relevantes y numerosas están las relacionadas con ayuntamientos y diputaciones, y la firma de cuatro convenios, respectivamente, con el Síndic de Greuges, las universidades catalanas para el desarrollo de la ley, el Observatorio Contra Homofobia y un referido a la entrega de las tarjetas de salud. La formación de profesionales y la creación de un órgano asesor del Gobierno en estos temas constituirán también dos de los asuntos de mayor calado tratados en el Consejo. Las entidades presentaron sus demandas y prioridades en el desarrollo de la Ley y en las acciones políticas inmediatas.