En los Estados Unidos se había implantado por parte de movimientos ultraconservadores presuntas curas de la homosexualidad o la transexualidad. En muchas ocasiones la argumentación para defender la existencia de este tipo de terapias ha sido la presunta libertad individual con la que aquellas personas LGTB escogían“voluntariamente” curarse. Se obvia en esta argumentación que no se puede curar lo que no es una enfermedad: quién dice que cura algo la homosexualidad o la transexualidad es sencillamente un estafador. Además “reconvertir” a las personas LGTB en lo que no son es un claro lavado de cerebro: una operación siniestra que aprovecha las vulnerabilidades en la autoestima que en algunas personas de nuestro colectivo genera la LGTBfobia.

Ahora ha llegado a la Casa Blanca una iniciativa legislatura popular, apoyada por el presidente de los EE.UU. Barak Obama, que pretende prohibir estas “terapias”. Y desde IDEMTV lo celebramos. Por fin se abordan estos lavados de cerebros como se tiene que hacer, y como ya se puede hacer de hecho en Catalunya, desde la prohibición legal y la persecución de falsos terapeutas que son en realidad unos estafadores. Hay que tener en cuenta el efecto de estas terapias que reafirman la presión LGTBfóbica que sufrimos como colectivo y son un ejemplo de discriminación y odio que hacia nosotros aún tienen algunos sectores de la sociedad.

Por tanto, aplaudimos esta iniciativa y esperamos que prospere, la dignidad de nuestro colectivo en un país tan importante y referente como los EE.UU. está en juego. En Catalunya, por suerte, ya disponemos de una ley que nos “cura” de la enfermedad social que es la LGBTfobia que  contempla de políticas de prevención. Es una ley avanzada que esperamos que en breve se empiece a desarrollar como se merece.

Articles semblants