El voluntariado de las entidades LGTB tiene una gran variedad de ámbitos en los que trabaja. Uno de ellos, uno de los más populares, es el deportivo y en Catalunya se organizado principalmente alrededor de Panteres Grogues que cuenta con más de 750 socios y socias. Esto convierte a esta entidad en una de las más grandes del movimiento LGTB en Catalunya y requiere una importante estructura de voluntarios, más de 50, que se dedican de forma diaria, y también de trabajo remunerado: las y los entrenadores y personal administrativo.

 

 

En total hay más 25 actividades a lo largo del año que coordinan cerca de 50 personas voluntarias. Pese a la importante inversión de tiempo que tiene ser voluntario o voluntaria en una asociación que desarrolla un número de actividades tan importante, acaba compensando.

El Grupo de Montaña del Casal Lambda es la otra entidad LGTB dedicada a la actividad física a partir de la organización periódica de excursiones.
A pesar de que el grupo excursionista está abierto a todo el mundo, está especialmente dedicado a las personas LGTB y miembros del Casal Lambda.
Un asociacionismo, el deportivo, que no sería posible sin la contribución decisivo del voluntariado.