El Pleno del Consejo General de Andorra ha rechazado la proposición de ley de matrimonio entre parejas homosexuales, con el voto negativo de la mayoría de gobierno, Demócratas por Andorra. El colectivo Gaymz considera que este rechazo es discriminatorio y anticonstitucional.

La proposición de reforma de la ley vigente, presentada por el grupo parlamentario socialdemócrata, viene avalada por una recogida de firmas impulsadas por diferentes juristas de Andorra y ponía sobre la mesa la equiparación del matrimonio a la unión entre personas del mismo sexo. La ley en vigor actualmente, desde 1995, recoge en su artículo 1, el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. En cuanto a la adopción, actualmente sólo puede ser solicitada por parejas heterosexuales o personas solas de más de veinte y cinco años.

 

 

El debate político se ha centrado en cómo llamar la unión, porque si bien no hay oposición respecto al reconocimiento de las uniones civiles, sí se discrepa en cuanto al reconocimiento del matrimonio igualitario, lo que hace que las parejas del mismo sexo mantengan su discriminación en aspectos tan importantes como la adopción, nacionalidad o sucesiones.

Mariona González, del grupo parlamentario socialdemócrata defendió la necesidad de avanzar en los derechos, tal y como han hecho los países del entorno y hacer un reconocimiento del matrimonio igualitario.

Esta falta de consenso apunta hacia una gradualidad en la igualdad plena de derechos para el colectivo según apuntaba el grupo Demócrata que apoya al Gobierno.

Gaymz Andorra, el colectivo LGTB, considera que el Gobierno deja claro que no todos los ciudadanos son considerados iguales y quieren trasladar la propuesta al Tribunal Constitucional de Andorra.