El próximo sábado 17 d mayo es el día internacional contra la LGTBfòbia, una iniciativa que pretende concienciar sobre las discriminaciones que sufre nuestro colectivo. Podría parecer que con el matrimonio y el derecho a adopción está todo conseguido, pero no es así. Recientemente el Gobierno español ha dejado de considerar la persecución LGTBfóbica como un motivo para conceder asilo político. Un retroceso importante porque actualmente, pese a los avances internacionales, concentrados al continente europeo y americano, estamos viviendo preocupantes retrocesos en África y Asia. Es un día para reivindicar nuestros derechos pero también la necesaria protección legal que estos requieren. Quizás en el futuro la libertad permitirá no tener que legislar sobre esta materia, pero la situación actual pide políticas activas por la igualdad de derechos y oportunidades. La inacción no puede ser la respuesta de Gobiernos que se quieran considerar avanzados en este ámbito, hace falta implicación y acciones concretas.

En nuestro país tenemos en el Parlamento una propuesta de ley por los derechos del colectivo LGTB que, de aprobarse, sería pionera en todo el mundo. Una texto que había generado alguna polémica entre los diferentes grupos políticos, pero que la consellera de Benestar Social i Família, Neus Munté, confirmó que se saldrá adelante en el marco del Encuentro de Familias Lesbianas y Gays. Contra la LGTBfobia hace falta que se implique la sociedad y también las instituciones. A veces de forma simbólica para que se nos visibilice como con la declaración institucional que por el Día Internacional contra la LGTBfòbia se hace en nuestro Parlamento desde hace ya varias legislaturas. Tenemos que tener claro que, en el actual contexto, no hacer nada contra la discriminación del colectivo es, en realidad, hacerlo en contra. Este año, no siempre ha sido así, podemos vivir un 17 de mayo con la tranquilidad y el orgullo que da saber que vivimos en un país donde este tema genera consensos políticos importantes -después de años de trabajo asociativo-.