EDITORIAL

El pasado 6 de octubre unos hechos marcaron la agenda LGTB, un compañero, miembro de ACEGAL, moría de una paliza. Ya en ese momento, desde IDEMTV, reaccionamos de forma contundente, porque pensábamos, pensamos, que los hechos hay que aclararlos. No se pueden esconder las cosas bajo presumpciones y, en el caso de Juan Andrés, ha sido así .

Un mes después, la juez de instrucción ha decidido imputar los 8 mossos que estuvieron implicados en la detención (y posterior muerte) de Juan Andrés. Además, cada vez hay más testigos que pierden el miedo a hablar, más videos que muestran lo que pasó, que nos hacen llegar sus gritos de dolor mientras seguían los golpes. Cada día salen nuevas pruebas y nuevas afirmaciones que muestran, demuestran, que la imputación es correcta y que la paliza mortal para Juan Andrés fue la que le dieron los agentes .

Juan Andrés era un vecino más del Raval, un vecino como los que hoy se han mostrado en rueda de prensa para denunciar los hechos, celebrar la actuación policial y pedir responsabilidades. Juan Andrés era un miembro más del colectivo LGTB, un gay activo, empresario, uno más como los que hoy han denunciado la brutalidad policial, la más que posible homofobia y la evidente serofòbia de algunos miembros del cuerpo. Era uno más de nosotros, que reclamamos que se investigue lo que pasó y se depure el cuerpo policial, para que se convierta, realmente, en una policía democrática .