EDITORIAL

El Financial Times ha publicado una lista de las 50 personas homosexuales más poderosas del mundo. Una lista elaborada conjuntamente con “Outstanding in Business” y que hace visible que el colectivo LGTB es, también, un colectivo influyente en la economía mundial.
Es importante salir del armario y darse a conocer sin complejos. Siempre ha sido una reivindicación del movimiento que la gente influyente pueda ser visible y ayude, como referente, a todas aquellas personas LGTB que sufren discriminación. Pero… ¿cuántos y cuántas no han salido del armario? ¿Porque ?

La LGTBfobia sigue siendo una lacra social, la influencia y el poder no son una excepción. ¿Cuántos casos conocemos de personas LGTB que se han mostrado y han perdido sus cargos, su influencia? ¿Cuántos ámbitos conocemos donde no hay ninguna persona públicamente fuera del armario? En el mundo del fútbol, por poner un ejemplo .

Salir del armario, detrás de la persiana, o dar vía a una identidad de género diferente a la biológica, no son pasos banales ni fáciles, son pasos reflexionados y que pueden abrir la puerta a una aceptación del entorno (o no) y, a la vez, a una gran discriminación social. La lucha contra la LGTBfobia ha centrado, y sigue centrando, los esfuerzos políticos del movimiento y, también, debería centrar el de las instituciones. Las agresiones LGTBfobas están creciendo de nuevo en todo el mundo. Así la influencia no es un arma única, sólo una herramienta contra la discriminación.