EDITORIAL

La violencia machista y la violencia homófoba producen muertes de forma continuada, pero ,sobre todo, se va instaurando una cultura de la violencia que, bajo diferentes conceptos de seguridad, va dando paso a la tolerancia y la indiferencia de gran parte de la sociedad.

Juan Andrés Benítez Álvarez, para mucha gente un nombre más, para mucha otra un compañero. Domingo este empresario gay encontró la muerte, ¿violencia homófoba? ¿Brutalidad policial? ¿Una muerte más en un contexto donde la violencia es constante? ¿Ley de vida?

Las circunstancias de la muerte son diferentes según quien responde a las preguntas. Las versiones contradictorias, mucho, quizás demasiado; las circunstancias extrañas, muy extrañas, ¿la razón? ¿dónde está y qué ha pasado con el perro? ¿fue también atacado y muerto?

Juan Andrés Benitez estaba en su calle, hay quien dice que paseaba el perro y le robaron la cartera y él se enfrentó a los ladrones; hay quien dice que le habían robado el perro y él fue directo a quien pensaba que lo tenía y se generó una discusión no exenta de violencia… ¡tanto da! El caso es que Juan había sido víctima de un ataque, los vecinos avisaron a la policía, él estaba herido y ensangrentado, excitado y enfadado y acabó muerto. Según los testigos, la violencia policial fue extrema y no se le escuchó, según la policía los atacó con violencia. Él ya no puede defenderse ni dar su opinión.

Benitez fue visto por sus vecinos en su calle por última vez, herido y esposado, la próxima noticia que tuvieron fue que estaba muerto. Las declaraciones de la policía exculpan, pero no únicamente… el Sindicato de Policía de Catalunya hace afirmaciones de tintes LGTBfóbicos en su comunicado de “apoyo total ” a los agentes implicados . Afirman que : ” A consecuencia de las agresiones que sufrieron los agentes durante la detención , dos agentes se encuentran actualmente en tratamiento con fármacos antirretrovirales , que deberán mantener durante un año”. ¿No han tenido suficiente con la muerte de Juan Andrés Benítez? Además, ¿deben estigmatizarlo y deben crear confusionismo y desinformación en torno al VIH? ¿Como se puede dar apoyo total a una actuación así?

El movimiento LGTB en su totalidad está indignado, escandalizado. A estos hechos se suman muchos otros: el acoso a las trabajadoras sexuales del Raval (que no a las mafias), la redada policial que el 28 de junio sufrió “la bata de boatiné” un local de ambiente del barrio (aquí va el link amb la noti) , la continua criminalización y maltrato de las víctimas de robos y agresiones por parte de la policía… son hechos denunciados públicamente por vecinos y vecinas del barrio, por el movimiento LGTB y por asociaciones diversas.

Desde IDEMTV queremos mostrar nuestra indignación por la muerte de Juan Andrés, el apoyo a ACEGAL, entidad de la que era miembro activo, y todo el movimiento LGTB que pide el esclarecimiento de los hechos y responsabilidades y la demanda clara de que hay que depurar urgentemente responsabilidades. Esta muerte, ninguna de las muertes pueden quedar impunes. Esta debería ser la última y debería ser el inicio de un nuevo modelo de relación de la policía con el barrio.

¡Ni una muerte, nunca más !