El 10 de enero a las 19 h se reunieron cerca de medio centenar de personas ante del consulado de Uganda, ubicado en Badalona, para protestar contra la pretensión del gobierno de aquel país de aprobar una ley que condene con pena de muerte el hecho de ser homosexual. Esta iniciativa legislativa ha conseguido el rechazo de la comunidad internacional, del movimiento de derechos humanos y el movimiento LGTB, entre otras entidades sociales y políticas.

 

 

En el acto de protesta se hizo entrega a un representante del consulado de un manifiesto y una declaración institucional del Ayuntamiento de Barcelona de condena a la propuesta de ley antihomosexual que pretende aprobar Uganda.