La Assemblée Nationale francesa en el debate sobre la apertura del matrimonio para parejas del mismo sexo, está llevando a cabo una serie de trabajos y comparecencias en la comisión de leyes constitucionales, de la legislación y de la administración general de la República y en el marco de la comisión de trabajo sobre el proyecto de ley. Ayer, jueves 29 de noviembre se llevó a cabo una de las comparecencias previstas sobre el panorama europeo.

NELFA (Network of European LGBT Families Associations) la red europea de asociaciones de familias LGTB, fue ayer la representante del colectivo para desarrollar las razones de la necesidad de reconocimiento del matrimonio igualitario. Elisabet Vendrell, ex presidenta de la asociación de Familias Lesbianas y Gays habló en nombre de NELFA, acompañada de otros miembros de la red, Angelo Berbotto y Luis Amorim.

Elisabet Vendrell expuso la situación de las familias homoparentales en Catalunya y el Estado español. Angelo Berbotto expuso la situación en Italia y el Reino Unido. Luis Amorim presentó la situación en Bélgica y Portugal. En la comparecencia fueron acompañados por Evelyn Paradis, directora ejecutiva de ILGA-Europa (International Lesbian & Gay Association).

Elisabet Vendrell expuso ampliamente la situación de les familias homoparentales, destacando la discriminación de las personas LGTB:

Nuestra orientación sexual no ha causado daño causado o duda sobre nuestra existencia, la sociedad se ocupaba suficientemente de enviar un mensaje claro: si tu eres una lesbiana nunca serás madre y esposa. No podíamos tener una familia como lo habían hecho los demás. Nosotros no teníamos acceso a la maternidad y además cualquier relación o situación familiar era ilegal y por lo tanto éramos marginados y vulnerables por la falta de reconocimiento y protección

Vendrell quiso destacar la importancia de los cambios legislativos para el reconocimiento de la adopción y el matrimonio igualitario haciendo un breve relato de los avances y cómo esto afectaba directamente sobre la vida y bienestar de las familias homoparentales:

El año 2005 fue un momento de gran trascendencia política e histórica, no sólo pera las familias homosexuales y las lesbianas, sino para toda la sociedad. España dio un paso importante hacia la plena igualdad de derechos y la libertad de las personas. Aprobó la apertura del matrimonio a gays y lesbianas con los mismos derechos y obligaciones que los matrimonios heterosexuales. Los niños y niñas en casa tienen dos madres o padres, niños que han sido deseados en un proyecto parental de una pareja gay o lesbiana, que han sido deseados y esperados por dos personas adultas que los amaba incluso antes de su nacimiento y después del parto fuera de la familia: una escuela en el distrito, en términos de salud … ya no era sólo una madre o padre legal

En su comparecencia la NELFA destacó la necesidad de proteger a los niños y niñas de familias homoparentales, a partir del reconocimiento legal de padres y madres. Defendieron el matrimonio igualitario como necesario para dicha protección, pero no como única medida. Así, alentó los legisladores y legisladoras francesas a comprometerse en su aprobación. Vendrell, en este sentido, explicitó:

Nosotras, las familias lesbianas y gays, creemos que no es suficiente que dos adultos del mismo sexo tengan derecho a contraer matrimonio. Lo más importante es la protección de los niños y niñas. Y los niños y niñas que ya existen en Francia, y continuarán existiendo con o sin supervisión. Europa, Francia, no pueden dejar hijos sin proteger por la orientación sexual de sus padres o madres. Nuestros hijos e hijas son ciudadanos de pleno derecho y merecen vivir disfrutando de todos los derechos y deberes como todos los ciudadanos. Nos impiden tomar nuestras responsabilidades como padres y madres hacia ellos y ante la ley es una injusticia infligida principalmente a los niños y niñas. El siglo XXI, en Francia, en Europa, es incomprensible e inaceptable. Animo Francia para aprobar el matrimonio igualitario para proteger mejor a estos niños

A partir de ahora la Asamblea Nacional francesa seguirá un tiempo sus trabajos y sus deliberaciones por la ordenación legal del matrimonio LGBT, la voz de las entidades LGTB europeas ha estado presente en este debate.