El magistrado del Tribunal Constitucional Francisco José Hernando ha solicitado abstenerse del debate previsto sobre el recurso presentado por el PP contra el matrimonio homosexual. Su petición deberá analizarse por el Pleno, que probablemente no entre en el fondo del recurso hasta que se produzca la inminente renovación sus miembros.

La decisión de Hernando, magistrado del «bloque conservador», estaría relacionada con el informe que, a pesar de no haber sido solicitado por el Gobierno, emitió el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en enero de 2005, contrario al proyecto del Ejecutivo socialista. Este informe salió adelante con el respaldo de los 10 vocales designados entonces a propuesta del PP más el del presidente del Consejo, que era Hernando.

El informe del órgano de gobierno de los jueces era favorable a la regulación de las uniones entre homosexuales, pero contrario a que se hiciera bajo la forma del matrimonio y de que se les permita adoptar. Además de expresar dudas de constitucionalidad sobre el que entonces era un mero proyecto del gobierno de José Luis Rodríguez el informe, el órgano de gobierno de los jueces señalaba que un elemento esencial del matrimonio es que une a un hombre y una mujer, por lo que si no es heterosexual no es matrimonio. El CGPJ añadía que la reforma se funda sobre «bases movedizas» como la conciencia o la demanda social, o «en un mal entendido sentido de la dignidad de la persona o la igualdad». En este sentido, sugería la figura de un contrato o pacto de convivencia y las uniones de hecho.

Pese a que el incidente de abstención se resolverá previsiblemente en los próximos días, el Constitucional no tiene previsto entrar en el fondo del recurso hasta que se haga efectiva la renovación de los nuevos magistrados designados el pasado viernes a propuesta de los dos partidos mayoritarios. La entrada de los cuatro nuevos magistrados no cambia de forma sustancial la relación de fuerzas en el TC, en este momento favorable a rechazar el recurso de los populares, como establece la ponencia del magistrado del «bloque progresista» Pablo Pérez Tremps.

Fuente: ABC